Tipos de clientes en función de lo que pagan

tipos clientes

Existen cuatro tipos de clientes en función de lo que pagan o están dispuestos a pagar:

  • Los que pagan poco y exigen mucho.
  • Los que pagan poco y confían en los redactores.
  • Los que pagan mucho y exigen mucho.
  • Los que pagan mucho y confían en los redactores.

Con esto no quiero decir que los que los que exigen mucho no confían en los redactores, sino que hay muchas personas que piden mucho más de lo que están dispuestos a dar.

Los mejores, los que confían en sus redactores

He tenido varios tipos de clientes y puedo decir que con los que mejor se trabaja es con los que confían en los redactores, con aquellos que confían en que la persona que se encargará de la redacción en sus webs o blogs trabajarán para ofrecer lo mejor de sí.

Los clientes que pagan poco y confían en lo redactores son personas que no cuentan con una mayor capacidad económica para sus proyectos, algunos de los cuales ni si quiera confían en que su proyecto sea bueno o funcione. Son clientes con los que está bien empezar cuando no se tiene mucha experiencia o clientes, o cuando realmente se necesita el dinero y no existen “proyectos mejores”.

Lógicamente, se preferirá trabajar con los que pagan más, pero esto no siempre es posible, así que es bueno empezar creando una cartera de clientes que se irá adaptando con el paso del tiempo hasta quedarse con los que compensan y se encuentran satisfechos con el servicio que se le ofrece.

Pagan mucho y exigen mucho

Los que pagan mucho y exigen mucho son también buenos clientes, porque ofrecen una cantidad justa por su trabajo y requieren que el trabajo sea de la máxima calidad.

Suelen ser clientes que saben lo que quieren y necesitan que todo está de acuerdo a sus exigencias. En muchos casos tienen un manual corporativo para el trabajo de redacción y se lo enseñan a sus redactores para que trabajen como necesitan. Esto no quiere decir que muchos de ellos no estén abiertos a sugerencias.

Pagan poco y exigen mucho

Los que pagan poco y exigen mucho son personas que no claramente no valoran el trabajo del redactor. Hay personas que ofrecen trabajos de redacción de 500 palabras por 1 euro pero no sólo eso sino que acaban exigiendo varias fotografías, negritas, tanta cantidad de palabras clave, mucha investigación y diversas revisiones. Aunque necesites el dinero, no es recomendable trabajar con estas personas porque no valoran tu trabajo.

Sí… Es cierto. Existe la clasificación más importante: los que pagan lo justo, pero ¿qué es lo justo? En realidad ¿qué es pagar mucho o poco? Es un tema muy subjetivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *