Resumen del año de redactora freelance

Este año como redactora freelance ha sido intenso, en algunas ocasiones con menos trabajo, en otras con más… Con la inestabilidad (pero por otra parte satisfacción) de ser autónoma, con ese no poder disfrutar unas vacaciones largas pero a la vez tener esa disponibilidad de tiempo con el que no cuentas trabajando para otros.

Hace tiempo escribí sobre la importancia de actualizar el propio blog, y sin embargo no he podido cumplirlo como me gustaría. En ocasiones por falta de tiempo, otras de inspiración y otras simplemente de ganas, y muchas veces simplemente por no hacerlo (sin ninguna razón concreta).

Ha sido un año como otros en el sentido de que ha habido algunos clientes nuevos, otros ocasionales, algunos han vuelto después de un tiempo y otros también se han ido. Facturas que aún no he llegado a cobrar, y por las que espero cobro ya tiempo, la mayoría que están pagando con puntualidad.

Un año con proyectos futuros, y si todo va bien antes de verano espero una buena noticia… Veremos cómo van las cosas. Pero espero que suceda. Ya se verá. Sino a seguir luchando gracias a la confianza de mis clientes, los que hay y los que habrá.

Como a todos los autónomos en España me ha subido la cuota de autónomos. Y se nota, ¡se notan mucho aunque sean unos euros! Porque cuota de RETA, IVA, IRPF… de lo que facturo se lo llevan otros. Ni mis clientes ni yo. Pero bueno, es lo que tiene ser autónomo, que más de la mitad de lo facturado “no llego a verlo”. No me quejo porque al menos tengo eso.

No sé qué nos esperará el futuro… habrá que esperar. Solo quiero desearos FELIZ NAVIDAD, FELIZ AÑO. Y muchos éxitos futuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *