¿Qué pasa cuando un cliente no paga?

Publicado en Ser redactor freelance

no paga

Quebraderos de cabeza, pérdidas de tiempo, molestias constantes, la terrible sensación de tener que estar mendigando algo que es tuyo, pérdida de dinero (por los impuestos que hay que pagar por ello), la sensación de que te están vacilando son algunos de los síntomas que pueden aparecer cuando un cliente no paga. Cuando esto perdura durante el tiempo, viendo que solo recibes largas pero de cobrar nada, llega un momento en que tienes que actuar si no quieres quedarte con esta sensación durante mucho más tiempo. Es momento de tomar medidas más drásticas si no quieres que el perjudicado (o la perjudicada) seas tú.

Lo primero: recordar

Lo primero que has de hacer es recordar al cliente que existe la deuda. Probablemente se acuerden perfectamente, pero es necesario hacerlo. Hay personas sumamente despistadas que se olvidan de que deben algo hasta que se lo recuerdan y aún así se vuelven a olvidar. No suele ser el caso, pero hay que empezar por ahí.

Con cierta frecuencia, hay que recordar el pago hasta que llegue el momento en que se debe exigir porque ha pasado ya mucho tiempo. No dudes en recurrir a burofax y todo lo que consideres, pero no sin antes haber hecho una factura legal a la emlpresa (por supuesto).

Último recurso

  • Ponerte en manos de otras personas para que reclamen la deuda
  • Y/O acudir a juicio monitorio (dependiendo de la cantidad de la deuda). Puede parecerte un rollo, pero es muy sencillo (aún no lo he probado y lo estoy pensando). Además, podrás reclamar los intereses de demora.

Y si tienes habilidades seo

Este también me lo estoy planteando, y es escribir en este blog el cliente que no me pagó (teniendo en cuenta que tuve que pagar impuestos y estos no son precisamente bajos) bajo un post diciendo “X empresa no me pagó”. Doy hasta el lunes para que me paguen, de no hacerlo habrá un artículo en este blog hablando de ello, y lo posicionaré para que aparezca en las primeras búsquedas (si puedo) cuando busquen el nombre de la empresa. No me gusta ser mala pero cuando siento que me toman el pelo tengo que empezar a actuar.